Hoy en día muchos de los procesos industriales no son amigables con el medio ambiente y representan un problema tanto para el ambiente como para los trabajadores, ya que se encargan de contaminar. Sin embargo, existen equipos que se encargan de recolectar el polvo antes de ser liberado al ambiente.

El funcionamiento de estos equipos que son conocidos como colectores de polvo, es similar al proceso que lleva a cabo una aspiradora doméstica, la cual se encarga de jalar las partículas de polvo mediante una boquilla y por medio de una manguera conduce las partículas al interior de la aspiradora, tiene un filtro y un hueco por donde se libera el aire limpio.

Los colectores de polvo funcionan casi de la misma forma:

Tienen campanas en donde hay emisión de polvos, en lugar de mangueras, los colectores de polvo tienen ductos para dirigir las partículas al colector. Los colectores de polvo pueden tener un ventilador para jalar el aire y para descargarlo, normalmente cuentan con una chimenea diseñada con ciertas especificaciones. El colector se divide en dos partes, la sucia y la limpia y puede ser utilizado cuando las partículas de polvo están secas. El principal objetivo de los colectores de polvo es separar el aire limpio del polvo.

Si deseas conocer más sobre los colectores de polvo y como puedes utilizarlo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te brindaremos asesoría oportuna para el servicio de extracción de polvo.